Coca rellena

Ya lo dice el refrán, que no hay santo sin novena y yo, como soy muy de refranes, lo sigo al pie de la letra publicando hoy esta receta tan típica de la Noche de San Juan. Una vez más he seguido la receta de mi libro Cocas y tortas de Xavier Barriga aunque con modificaciones. La receta es la misma que la de la coca clásica que ya publiqué pero con un relleno muy del gusto de mi familia: cabello de ángel y nutella. Mezcla explosiva y calórica, lo sé. Muy poco apropiada para la operación biquini, también lo sé. Pero realmente deliciosa y eso es lo importante. Espero que os guste.
Ingredientes:
500 gramos de harina de fuerza.
10 gramos de sal.
100 gramos de azúcar.
3 huevos M.
100 gramos de mantequilla.
100 gramos de masa fermentada*
160 mililitros de agua.
30 gramos de levadura fresca prensada.
Ralladura de limón.
Azúcar humedecida con unas gotas de agua.
Un huevo batido para pincelar.
Frutas escarchadas para decorar.
Nutella.
Cabello de ángel.
NOTA*: Para obtener la masa fermentada aparte una porción de la masa que has preparado y déjala en la nevera hasta el día siguiente para que doble su volumen. esta es la masa fermentada lista para incorporarla a la siguiente coca. Si no la vas a utilizar al día siguiente puedes congelarla y pasarla a la nevera el día antes de usarla. Lógicamente para conseguirla deberás hacer una primera masa de coca sin ella.
NOTA 2: Para elaborar la coca es fundamental que todos los ingredientes estén frios ya que la preparación requiere amasados largos.
Elaboración:
En un bol colocamos la harina, la levadura, los huevos, la ralladura, el agua y la masa fermentada y amasamos durante mucho tiempo. Si disponemos de amasadora podemos usar el gancho.
Cuando la masa esté bien integrada añadimos la mantequilla fría y volvemos a amasar (de nuevo con un amasado largo).
Si como yo hacéis el amasado de forma eléctrica, una vez que toda la mantequilla está integrada colocáis la masa sobre una superficie enharinada y seguís amasando a mano hasta obtener una masa muy brillante y elástica. Ponemos la masa en un bol aceitado y dejamos reposar 90 minutos.
Transcurrido ese tiempo, sacamos el aire de la masa y dejamos reposar otra media hora, pero esta vez en la nevera. Pasado ese tiempo dividimos la masa en dos mitades. Estiramos una de las mitades sobre papel y encima repartimos el cabello de ángel y la nutella.
Estiramos la otra mitad de la masa sobre un papel y lo transferimos sobre la coca, de forma que quede tapada. La pincelamos con huevo y repartimos sobre ella la fruta escarchada y el azúcar humedecido.
Volvemos a dejar reposar hasta que doble su volumen y horneamos a 190º hasta que veamos que está lista.

Flan de chocolate y café

Sé que la imagen de este flan no es nada atractiva; un hecho al que hay que sumar la hora a la que pude hacer la foto y, por tanto, la escasez de luz con la que contaba. Pero pese a ello he decidido publicarlo porque os aseguro que su rico sabor contrarresta la escasa fotogenia del plato. Una perfecta combinación de chocolate negro y café ante la que, os aseguro, no quedareis indiferentes. Espero que os guste.
Ingredientes:
125 gramos de chocolate negro.
250 mililitros de café con leche (yo usé illy se mi caja Degustabox).
150 mililitros de leche.
200 mililitros de nata.
200 gramos de azúcar moreno.
4 huevos.
Caramelo.
Elaboración:
Ponemos a hervir el café con leche, la nata y la mitad del azúcar.
Cuando rompa a hervir añadimos el chocolate que habremos deshecho previamente y mezclamos todo bien.
Finalmente agregamos los huevos que, también previamente, habremos batido junto a la mitad de azúcar que teníamos reservada.
Vertemos el preparado en unas flaneras caramelizadas y horneamos a 150º hasta que estén cuajados.
Cuando estén bien frios podremos desmoldarlos sin problemas.

Fricasé de pollo

Hace bastante tiempo que no os hago una recomendación literaria (de literatura gastronómica, se entiende) así que hoy toca el turno de una: Gordon Ramsay. Mis mejores recetas es el último libro que ha caído en mis manos y os aseguro que no puede gustarme más. Lo tengo lleno de posit marcando las recetas que quiero preparar que, al final, son casi todas; algo inevitable si tenemos en cuenta que el ejemplar va ilustrado con unas fotos maravillosamente irresistibles de todos los platos. Más de 120 recetas dulces y saladas se recopilan en el nuevo libro de este mediático cocinero que os aseguro no dejan indiferente. Mi estreno ha sido con este fricasé de pollo que es, literalmente, para chuparse los dedos. Espero que os guste.
Ingredientes:
Aceite de oliva virgen extra.
Un pollo de corral troceado.
150 gramos de tacos de beicon ahumado.
4 dientes de ajo.
150 gramos de champiñones.
1 hoja de laurel.
2 ramitas de romero.
2 ramitas de tomillo.
75 ml. le coñac.
450 ml. de caldo de pollo.
Perejil picado.
Sal y pimienta.
Elaboración:
Comenzamos dorando el pollo, que previamente habremos sazonado, en una sartén con aceite caliente.
Una vez dorado, añadimos el beicon, el ajo machacado y los champiñones.
Seguidamente agregamos el laurel, el tomillo y el romero.
Dejamos cocinar un par de minutos y regamos con el coñac que debemos prender y dejar flambear hasta que se apague por sí sola la llama.
Una vez flambeado regamos con el caldo de pollo y cocinamos a fuego flojo sin tapar durante 10 minutos. Luego tapamos y dejamos cocinar unos 15 minutos más.
Cuando el pollo esté cocinado sacamos los trozos a una sartén y dejamos la salsa al fuego durante unos minutos para que reduzca.
Una vez que ha reducido la vertemos sobre los trozos de pollo y servimos. Yo presenté el plato acompañado de unas patatitas al horno cuya receta podéis ver AQUÍ
Aquí tenéis algo más de información sobre este estupendo libro del que muy pronto seguiréis viendo recetas: